Tips para que tu web sea más rápida

mayo 24, 2019 | | Página web |

Uno de los inconvenientes que nos encontramos al crear una página web es su rapidez. La velocidad es algo que se ha convertido en un factor clave en todos los aspectos. Tanto para el hecho del posicionamiento como para atraer a los usuarios en sí. Que la web sea más rápida depende de muchos factores. En ocasiones son factores externos, en otros son propios que puedes mejorar. Veamos qué puedes hacer para ello.

Acciones para que tu web sea más rápida

Estas son algunas acciones que pueden ser claves a la hora de que tu web sea más rápida:

Alojamiento

El dónde esté alojada la web es un factor clave. Imagínate que visitas una página web de México pero que está en España. Lo que se hace es emitir una solicitud y por lo tanto tardará más en cargar.

Pero más allá de ese pequeño detalle, lo verdaderamente importante es la calidad del servidor. Puede que tu web esté alojada en el extranjero pero si la calidad del hosting no es buena, será muy complejo que la carga vaya rápida.

Gestor de contenidos

Hay muchos gestores de contenidos. Los más importantes son Wordpress y Joomla. Hay que ver cómo podemos hacer para que el contenido sea lo más liviano posible y por lo tanto, la carga del mismo también.

 

Carga parcial

Es uno de los aspectos que cada día más páginas web aplican. Se trata de que se vayan cargando los elementos según la necesidad. Por ejemplo, al inicio se carga la mitad de la página, después se va completando a medida que se baje con el navegador.

 

Peso de imágenes

Otro de los factores que influye en que la web sea más rápida. Existen algunos plugins que pueden ayudar a comprimir las imágenes pero que aún así mantengan la misma calidad.

 

Caché activado

El caché lo que hace es evitar que se tenga que cargar el contenido del sitio nuevamente. En definitiva es una aportación que se tiene y que por lo tanto nos ayudará a que sea todo mucho más rápido.

 

Si ya tienes una web, pero crees que no cumple con estos estándares, existen unos test de velocidad. Puedes aplicarlos con el fin de ver si realmente tu web necesita mejoras o no. Un rediseño web podría ser la solución. Así, lograrás hacer los cambios y que la web sea más rápida.