Cómo reducir el tamaño de las fotografías de tu web

mayo 1, 2019 | | Mantenimiento |

En muchas ocasiones, lo que nos sucede en nuestra página web es que va todo muy lento. Todo ello que termina haciendo es que nuestros usuarios decidan salir de la misma o irse a otro sitio por la lentitud. Uno de los factores que influye en el mismo son las fotografías. Reducir el tamaño de las fotografías de tu web podría ser una solución.

Si nuestras fotografías son muy grandes, lo que va a generar es que haya muchos problemas en la web pues el servidor o hosting en donde la tenemos alojada irá lento.

Consejos para reducir el tamaño de las fotografías de tu web

Lo primero que tienes que hacer es bajar el peso de las imágenes. Así, puedes valorar si el tamaño de píxeles es el apropiado o no.

Para que se disminuya, lo mejor es comprimir la imagen. Pero el comprimir no significa perder calidad, sino que vaya a estar todo optimizado para que vaya más rápido.

También debes de chequear cuál es la extensión de la fotografía. Para los casos de página web, el tamaño recomendado es JPG. Si tienes otro formato como GIF o PNG, funcionará pero estará ocupando más espacio innecesario.

Existen herramientas en la actualidad que podrán ayudarte a reducir el tamaño de las fotografías de tu web sin perder calidad.

Un ejemplo de ello son TinyPNG y TinyJPG. En ambos caso, lo que hará es reducir hasta 20 archivos pero con un tipo de compresión en donde no se perderá calidad en el mismo.

Otro tipo de herramienta muy útil en estos casos es Compressor.io. Es una herramienta con la que se pueden reducir todo tipo de formatos como el .jpg, .png, .gif, entre otros.

Presenta dos tipos de compresión diferentes, una que es sin pérdidas y otro con pérdidas de calidad. Ya quedará en ti elegir el mismo.

Pero si lo que quieres es que se disminuyan ya en la propia web, entonces lo mejor será instalar un pluging. Uno de los más utilizados es Smush. Es un pluging a través del cual se puede comprimir y optimizar las fotografías sin necesidad de modificar su calidad.

Es muy fácil de utilizar y en unos minutos podrás tener unas fotografías con un tamaño menor al esperado.

Por supuesto que como siempre, te recomendamos realizar todas estas acciones con un profesional, así aprovechas para darle un buen mantenimiento a tu web.