Consejos para el mantenimiento y cuidado de tu página web

julio 25, 2019 | | Mantenimiento |

Igual de importante que diseñar una buena página web lo es también mantenerla y cuidarla. La actualización de los contenidos debe ir acompañada de un buen mantenimiento y cuidado de tu página.

Para ello, existen diferentes tipos de mantenimiento: El mantenimiento preventivo, el cual incluye todos los cuidados para prevenir posibles problemas que puedan surgir en la web; Y el mantenimiento correctivo que, por el contrario, se basa en resolver las incidencias cuanto antes. 

 

Mantenimiento preventivo

Algunas tareas de mantenimiento preventivo son:

  • La aplicación de actualizaciones y parches de seguridad en el software del sitio web. En algunas ocasiones, pueden descubrirse problemas de seguridad o de rendimiento en el software utilizado por el sitio web. En estos casos, es importante aplicar las actualizaciones de seguridad lo antes posible.
  • Asimismo, la aplicación de actualizaciones y de parches de seguridad en servidores nos ayudará a descubrir posibles problemas de seguridad en nuestros servidores web con anterioridad. Dejarlos sin actualizar puede suponer el riesgo de ser atacados o bien de sufrir robos de información o actividades fraudulentas.
  • La actualización de versiones obsoletas también será importante ya que, en muchas ocasiones, las versiones de software utilizadas finalizan su vida y ya no cuentan con soporte técnico.

 

Mantenimiento correctivo

El mantenimiento correctivo se basa en una constante vigilancia y mejora de nuestra página. Este incluye:

  • Una vigilancia de los registros de acceso: Los sitios web crean un registro de todos los  usuarios que acceden, así como de las solicitudes que reciben. Esta vigilancia, pues, nos puede ayudar a detectar posibles intentos de acceso fraudulentos o páginas que no se encuentran o producen algún tipo de error.
  • Por otro lado, es importante mantener un buen análisis web, manteniendo un conocimiento de la información acerca de quién y cómo utiliza nuestra página web.
  • Asimismo, la vigilancia del rendimiento y tráfico de un sitio web es importante, ya que este nos puede revelar una posible necesidad de incrementar las capacidades del alojamiento web  o un posible uso inadecuado de nuestro sitio web.
  • Finalmente, aunque no menos importante, debemos preocuparnos por el posicionamiento web (SEO) de nuestro sitio, investigando si aparecemos bien posicionados cuando los usuarios buscan términos relacionados con la temática de nuestra página.

En definitiva, debemos cuidar nuestro sitio web, tanto antes como durante su funcionamiento. Esto nos ayudará a hacerlo más útil y atractivo y, por lo tanto, a recibir más visitas y fidelizar con el usuario.